martes, 14 de abril de 2015

De perros y licaones: carnívoros y la opinión pública


La entrada de hoy se escribe a propósito de una imagen visualizada en la página de RTVE.


El titular dicta: ¿Quién ataca a las ovejas, lobos o perros?


Y bajo el mismo podemos ver una imagen con un texto a su pie que pone:  Un perro salvaje carga con su botín. REUTERS.


Aquí podeis verlo: http://www.rtve.es/noticias/20100826/quien-ataca-ovejas-lobos-perros/349652.shtml


Pues bien... esa imagen lo que muestra es un licaón (Lycaon pictus), llamado en inglés african wild dog.


Debajo el texto continúa: Un equipo de investigadores de la Estación Biológica de Doñana (EBD), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han publicado un estudio en el que sostienen que parte de los ataques de ganado atribuidos a lobos podrían haber sido causados por perros salvajes.



Parece que se refieres a un estudio de investigadores españoles (pincha aquí para leer más) los cuales demuestran que se culpa al lobo, aquí en España, por todo ataque ocurrido al ganado, aún siendo cosa de perros asilvestrados. Y esque esos perros que atacan al lobo, son perros españoles, abandonados míseramente por sus propietarios, o nacidos de esos pobres perros abandonados. Estos perros asilvestrados sobreviven como animales que son, en muchos casos depredando o carroñeando ganado.


El problema es cuando se da una imagen errónea del sujeto equivocado, en este caso, del licaón.



El licaón es un cánido del África subsahariana, por lo que obviamente nunca podrá atacar al ganado español. Adicionalmente, el licaón es uno de los carnívoros depredadores más exitosos en su índice de capturas (Schaller, 1973). Esto hace que no sea un animal especialmente tentado por la interación humana.



Impala cazado y depredado por licaones. Fotografía de Marco Ansón


La confusión y mala imagen hacia este animal que se puede generar a partir de un medio de comunicación que proporciona una información errónea debe ser solucionada. Ya no solo por la mala imagen pública respecto a esta especie, sino porque además se encuentra catalogada como en peligro de extinción.

Yo he tenido el enorme privilegio de tener momentos próximos a esta especie, de poder observar su comportamiento diario y lo exitosos que son en la caza. Son criaturas con un intricado comportamiento social, lazos de afecto, cuídan de sus enfermos y cooperan y se ayudan. Es un momento realmente gozoso para el corazón el ver como unos individuos que han estado separados un tiempo se reencuentran, como se proporcionan muestras de afecto.  Y allí donde se les respeta, coexisten con el ser humano, sin suponer una amenaza el uno para el otro...a pesar de que es eso, el prejuicio del ser humano y las matanzas las que hacen que esta especie esté catalogada en peligro de extinción.




Familia de licaones regresando de una cacería y coexistiendo pacíficamente con el ser humano.





Los medios han de proporcionar información veraz en su conjunto, ya que un error con una capacidad de comunicación enorme puede acarrear grandes prejuicios. Y somos los informadores veraces los que hemos de hacer llegar este conocimiento para permitir crecer a las personas con una correcta comprensión del mundo natural y en armonía con la biodiversidad.

Referencia:

Schaller, George B. (1973) Golden Shadows, Flying Hooves. New York: Alfred A. Knopf. p. 277

lunes, 6 de abril de 2015

Trabajando de paleoartista: Pliocrocuta

Tengo la suerte de dedicarme a algo que me apasiona. Esto es la combinación de arte y biodiversidad.
En no pocas ocasiones me he visto trabajando en la reconstrucción de un animal extinto. Y he tenido la suerte de colaborar con diferentes y muy competentes paleontólogos y veterinarios para cumplir este objetivo.

Hoy os voy a hablar de la reconstrucción de Pliocrocuta perrieri, realizada bajo la asesoría de los paleontólogos J. Madurell y V. Vinuesa, buenos expertos en carnívoros.

Pliocrocuta perrieri es una especie de las llamadas hienas "rompedoras de huesos", grupo que actualmente agrupa a la mayoria de las hienas vivientes. Pero Pliocrocuta vivió entre hace 4,5 y 2,0 millones de años, siendo muy común durante el periodo de tiempo conocido como Villafranquiense.

En este caso contábamos con material craneal procedente de los yacimientos de Villarroya (La Rioja) y La Puebla de Valverde (Teruel).

http://4.bp.blogspot.com/-OZEZ8wZ5Jes/VNvNprrO5fI/AAAAAAAAAFw/Y82OdTVSLqk/s1600/paleomarcohiena.jpg





Se tomó como base para la reconstrucción el cráneo IPS 36759.  Comparándolo con taxones emparentados tomados como referencia y atendiendo a la morfología y anatomía del la especie, se reconstruyó el arco cigomático que estaba roto.

Lo mismo ocurrió con la cresta sagital. Los restauradores previamente habían reconstruido la zona deteriorada dándole una forma recta. Con la asesoría de Víctor y Joan, y comparándolo con cráneos de hiena rayada y hiena manchada,  se reconstruyó con una forma redondeada.

Una vez reconstruido el cráneo y articulada la mandíbula correctamente, se procedió a posicionar los príncipales músculos masticadores (temporales y maseteros), los cuales proporcionan una buena información sobre el volumen de la cabeza del animal.

Tras ello, los principales músculos faciales fueron posicionados, así como el rinario, el cual siempre sobresale por delante de los incisivos. La posisición de todos estos músculos se realizó siguiendo los datos de inserción que nos proporciona el hueso y referenciándome en la disección de perros (aunque no estén muy emparentados con las hienas) y en las anotaciones de grandes anatomistas como Mauricio Antón y Jonathan Kingdon.

Una vez definida la morfología facial del animal, llegó el momento de proporcionarle los caracteres externos no preservados como pelo y morfología de las orejas. Si empleamos la filogenia en la búsqueda de los caracteres comunes, podemos ver que el pelajo rayado y espeso es un caracter primitivo, que se encuentra presente tanto en las subfamilia Hyaeninae como en Protelinae. Por lo tanto, siendo conservadores, podríamos esperar que este patrón fuera una base para el posible aspecto en vida de Pliocrocuta.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/48/Hyaenidae.jpg/220px-Hyaenidae.jpg 

Las 4 hienas actuales, de arriba a abajo: Crocuta crocuta, Parahyaena brunnea, Hyaena hyaena (Subfamilia Hyaeninae). Proteles cristatus (Subfamilia Protelinae). Fotografias de uso público de wikicommons.


Reconstrucción secuancial de Pliocrocuta perrieri.




Tras todo este estudio y trabajo se pudo terminar la reconstrucción craneal de la hiena de Villarroya, la cual aparece en:


Vinuesa, V., Madurell-Malapeira, J., Ansón, M. & Alba, D.M. 2014. New cranial remains of Pliocrocuta perrieri (Carnivora, Hyaenidae) from the Villafranchian of the Iberian Peninsula. Bollettino della Società Paleontologica Italiana 53: 39-47